Fisioterapia para la Fascitis Plantar

¿Qué es la fascia plantar?.

La fascia plantar es una estructura en forma de banda de tejido fibroso que tiene una consistencia inelástica pero cierto comportamiento visco elástico.

 

La fascia plantar se inserta en el talón (hueso calcáneo) y se extiende hasta debajo de los dedos (zona metatarsal).

 

Esta fascia se divide en tres fascículos:

  • Fascículo plantar central o aponeurosis: es el más grueso y cubre al músculo flexor corto de los dedos.
  • Fascículo plantar lateral
  • Fascículo plantar medial: se encarga de amortiguar, absorber y controlar el movimiento de la pronación del pie.

 

La Fascia Plantar y la musculatura superficial de la planta del pie junto con sus mecano receptores y terminaciones nerviosas están íntimamente relacionados y tienen un papel fundamental en la propiocepción, la estabilidad y el control de los movimientos del pie, pudiendo percibir su posición y el grado de contracción de la musculatura intrínseca de la planta.

fisioterapia para la fascitis plantar

Fascitis Plantar

La Fascitis plantar o talalgia plantar se caracteriza por dolor localizado en la zona antero-interna del calcáneo que puede irradiarse hacia la zona interna del pie.

 

Los traumatismos por repetición derivan en microrroturas de la fascia plantar produciendo la degeneración progresiva de colágeno y con ello de la fascia.

 

“El síntoma principal es dolor en el talón o en la zona media de la planta del pie, el cual no suele deberse a un traumatismo, sino al desgaste por el trabajo habitual que realiza, es decir, al microtraumatismo repetitivo” (Atkins et al. 1997; Buchbinder et al., 2002).

fisioterapia para la fascitis plantar
fisioterapia para la fascitis plantar

A la derecha, fotografía de Fascia plantar vista al microscopio electrónico,
a) fascia sana, b) daño leve, c) fasciosis inicial, d) fasciosis crónica.

¿SABÍAS QUE?…

punción seca para los puntos de gatillo peligros y contraindicaciones

El término FASCITIS sugiere un proceso inflamatorio, pero existen estudios histopatológicos que han demostrado que el origen de esta patología se encuentra en un proceso degenerativo con mínima o ninguna existencia de células inflamatorias en el tejido afecto. Por ello, el término correcto según estos autores para esta patología sería: FASCIOSIS PLANTAR.

 

McMillan et al. (2009) sugieren que la Fascitis Plantar podrían asemejarse al proceso de las tendinopatías; en primer momento un proceso reativoinflamatorio, el cual derivaría en la degeneración progresiva de larga evolución o cronicidad.

¿Es el espolón calcáneo la causa de la fascitis plantar?

El espolón calcáneo ha sido durante mucho tiempo el supuesto causante de esta fascitis plantar.

 

“El espolón no es la causa de la fascitis, sino consecuencia de la misma. No hay que imaginarlo como un elemento rígido que pincha el pie, sino como una formación flexible de calcio integrado en la fascia plantar. Lo que duele no es el espolón, sino la fascitis. Sólo sirve para confirmar la excesiva tracción de la fascia plantar en su inserción proximal en el calcáneo”. (Torrijos A. et al., 2009)

fisioterapia para la fascitis plantar

Factores de riesgo en la lesión de la fascia plantar

La causa de la Fascitis plantar es multifactorial. En la mayoría de las ocasiones es debido principalmente al factor biomecánico por una tensión excesiva.

 

Otras causas:

  • Variaciones anatómicas de los pies
    • Retropié valgo y/o descenso del arco longitudinal interno.
    • Pies planos
    • Tendón de Aquiles corto
    • Limitación en flexión de tobillo
  • Dismetría en miembros inferiores (una pierna más larga que la otra).
  • Deportes que se practican en superficies duras
  • Retracción de la cadena posterior
  • Sobrecarga
  • Síndrome del túnel tarsiano
  • Calzado inadecuado
  • Deportes en los que predomina el salto, las cuestas o caminar de puntillas
  • Mala técnica en las prácticas deportivas
  • El sobrepeso
  • Atrofia de la almohadilla grasa del pie

Cuadro clínico de la lesión de la fascia plantar

La Fascitis plantar se caracteriza por:

 

  • Aparecer tras reposos prolongados.
  • Aumenta el dolor al comenzar a caminar por la mañana o después de un periodo de inactividad física.
  • Dolor en la bipedestación prolongada.
  • Dolor muy localizado, palpitante, intenso o punzante.
  • No tener parestesias ni dolor nocturno.

Las parestesias es la sensación de quemadura, hormigueo o pinchazo.

fisioterapia para la fascitis plantar

Diagnóstico fisioterapéutico de la fascitis plantar

Para realizar un primer diagnóstico de la fascitis plantar es importante una buena anamnesis y una exploración física adecuada.

 

Hay que tener en cuenta la diversidad de patologías con entidades similares que pueden llevar a un falso diagnóstico de Fascitis Plantar.

 

Nuestro primer diagnóstico puede corroborarse con pruebas diagnósticas como:

  • Radiografía
  • Resonancia magnética
  • Estudio ecográfico: mostrar las características histopatológicas de la fascia
  • Estudio biomecánico: valorar la respuesta funcional a la deambulación
fisioterapia para la fascitis plantar

Tratamiento fisioterapéutico en la fascitis plantar

Para llevar a cabo un tratamiento efectivo es importante conocer los factores de riesgo anteriores para abordarlos de manera directa y dirigir todas las técnicas de rehabilitación a unos objetivos concretos.

 

Es importante realizar una valoración por un profesional con un estudio previo de la biomecánica y de la pisada.

 

En una primera fase de tratamiento el profesional le pautará una serie de recomendaciones como estiramientos, ejercicios de propiocepción y autotratamiento o el uso de plantillas.

 

Dentro de este primer tiempo también pueden utilizarse tratamientos avanzados con terapias biológicas.

Técnicas fisioterapéuticas utilizadas en el tratamiento para la fascitis plantar.

  • Estiramientos. Los estiramientos es una de las técnicas más utilizadas. El estiramiento analítico de la fascia plantar es más eficaz para tratar el dolor y la recuperación funcional según el estudio comparativo de Di Giovanni (2003) entre el estiramiento del tendón de Aquiles y el estiramiento de la fascia.Los estiramientos siempre se combinan con otras técnicas. Rompe (2010) afirma que los estiramientos son más eficaces cuando se utilizan en combinación con las ondas de choque radiales.

En la fotografía, estiramiento específico de la Fascia Plantar.

El paciente cruza el pie afectado sobre la pierna contralateral, agarra la base de los dedos y tira de los dedos hacia la espinilla hasta que se siente un estiramiento en el arco.

fisioterapia para la fascitis plantar
  • Ondas de Choque. Recientes estudios han evaluado la efectividad de la terapia con ondas de choque en el tratamiento de Fascitis Plantar. En general, los estudios presentan limitaciones por el número reducido del tamaño muestral.Haake (2003) no obtiene evidencia en la mejoría de la Fascitis plantar con el uso de ondas de choque. Tres años más tarde, Kudo (2006) encuentra resultados positivos con el uso de ondas de choque focales, al igual que Babak (2012) que combina el uso de ondas de choque radiales y focales y obtiene una disminución del grosor de la fascia en la medición ecográfica.Las ondas de choque actúan sobre las células de proliferación y regeneración, induciendo la neovascularización y aliviando el dolor.Según James L. Thomas et al (2010) las ondas de choque tienen un rango de 60-80% de efectividad en epicondilitis, fascitis plantar, trocanteritis y tendinitis del tendón de Aquiles.
  • Punción Seca. La fascitis plantar destaca por sus zonas de dolor concretas, entre otras. Los punto gatillo miofasciales coinciden en muchas ocasiones con estas zonas de dolor. La musculatura más importante, además del sóleo, gemelo y tibial posterior, es el cuadrado plantar y el aductor del dedo gordo del pie.
fisioterapia para la fascitis plantar
fisioterapia para la fascitis plantar

Punto gatillo en el cuadrado plantar. Suele referir dolor e hipersensibilidad en la zona del talón.

fisioterapia para la fascitis plantar

Punto gatillo en el aductor del dedo gordo.

  • Diatermia. Con el aumento de la temperatura local gracias a la diatermia se favorece la elasticidad de los tejidos, aumenta el riego sanguíneo, reduce la concentración de sustancias inflamatoria y aporta oxígeno y nutrientes que facilitan el retorno a la hemostasia del territorio.En primer lugar, utilizaremos la diatermia capacitiva durante unos 7 minutos sobre los gemelos y planta del pie.Con la diatermia resistiva trataremos específicamente el territorio de la fascia plantar, con una intensidad más elevada  aumentando la elasticidad, reduciendo el dolor y mejorando el riego sanguíneo.Con este tratamiento es necesario la combinación de otras técnicas (terapia manual, estiramientos, kinesiotape, etc.). para un mayor éxito en el tratamiento.
  • EPI | EPTE. Con el tratamiento a través de una corriente galvánica, tanto con EPI como con EPTE, se provoca una reacción electroquímica y una activación de los procesos de regeneración biológicos.En las sesiones de Electrólisis utilizamos el ecógrafo para localizar la zona lesionada y dirigir la aguja al sitio exacto.El número de aplicaciones dependerá del estado previo y de su proceso evolutivo. Los efectos positivos suelen aparecer alrededor de 3-4 aplicaciones.

Tratamiento quirúrgico para la fascitis plantar.

Otros tratamientos que se conocen para esta patología son:

 

Si la Fascitis plantar no ha respondido a este tipo de tratamiento con más de un año de evolución, podría tenerse en cuenta el tratamiento quirúrgico. En Avanfi operamos la patología de la fascitis plantar con cirugía ecoguiada ultramínimamente invasiva.

VÍDEOS PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO PARA LA FASCITIS PLANTAR

Punción Seca en el Gemelo para la Fascitis plantar

Movilidad de Tobillo para la Fascitis Plantar

Fortalecimiento de Tobillo para la Fascitis Plantar

Autotratamiento para la Fascitis Plantar

BIBLIOGRAFÍA

 

  • Díaz A.; Guzmán P. Efectividad de distintas terapias físicas en el tratmaiento conservador de la fascitis plantar. Revisión sistemática. Rev. Esp Salud Pública 2024; 88: 157-178.

 

  • Cole C., Seto C., Gazewood J. Plantar Fasciitis: Evidence-Based Review of Diagnosis and Therapy. University of Virginia School of Medicine, Charlottesville, Virginia. 2005 Dec. 1;72 (11): 2237-2242.

 

  • Torrijos, A.; Abián-Vicén, J.; Abián, P.; Abián, M. (2009). Plantar fasciitis treatment. Journal of Sport and Health Research. 1(2):123-131.

 

  • DiGiovanni BF, Nawoczenski DA, Lintal ME, Moore EA, Murray JC, Wilding GE, et al. Tissue-specific plantar fascia-stretching exercise enhances outcomes in patients with chronics heel pain: a prospective, randomized study. J Bone Joint Surg Am. 2003;85:1270-77.

 

 

  • Rompe JD, Cacchio A, Weil L Jr, Furia JP, Haist J, Reiners V, et al. Plantar fascia-specific stretching versus radial shockwave therapy as initial treatment of plantar fasciopathy. J Bone Joint Surg Am. 2010; 92(15):2514-22.

 

  • Haake M, Buch M, Schoellner C, Goebel F, Vogel M, Mueller I, et al. Extracorporeal shock wave therapy for plantar fasciitis: randomised controlled multicentre trial. BMJ. 2003;327:75-7.

 

  • Kudo P, Dainty K, Clarfield M, Coughlin L, Lavoie P, Lebrun C. Randomized placebo-controlled, double-blind clinical trial evaluating the treatment of plantar fasciitis with an extracorporeal shockwave therapy (ESWT) Device: A North American confirmatory study. J Orthop Res.2006;115-23.

 

  • Babak V, Sepideh S, Vahid B, Mehdi K, Hamidreza S. Extracorporeal shock wave therapy in patients with plantar fasciitis. A randomized, placebo-controlled trial with ultrasonographic and subjective outcome assessments. Res J Med Sci. 2012 ; 17(9): 834-838.

 

  • Travell JG, Simons DG. Myofascial pain and dysfunction the trigger point manual volume 2, the lower extremities. 1ª ed. Piladelphia: Lippincott Williams & Wilins; 1983

 

  • James L. Thomas, Jeffrey C. Christensen, Steven R. Kravitz, Robert w. Medndicino, John M.Schuberth, John V. Vanore, Lowell Scoot Weil Sr, Howard J. Zlotoff, Richard Bouché, Jeffrey Baker. The diagnosis and treatment of heel pain: a clinical practice guideline-revision. The journal of foor and ankle surgery. 2010; 49:S1-S19.
En Avanfi contamos con un equipo de diferentes especialidades. En la unidad de cirugía, el Fisioterapeuta le acompañará con una preparación pre-operatoria, con una exploración intraoperatoria para conocer con exactitud su caso y su intervención y con un tratamiento post-operatorio para un mayor éxito en la recuperación
Información de Contacto

Preguntar por la Especialista en Fisioterapia Victoria Quiñones
vqsfisioterapia@gmail.com

Avanfi, calle Orense, 32. Madrid, CP 28020

+34 685 490 988 | 910 241 343

vqsfisioterapia@gmail.com | info@avanfi.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies