Tratamientos con Células Madre

Los Tratamientos Avanzados con Terapias Biológicas han dejado de ser Exclusivos de Deportistas de Élite.

¿Qué son las Células Madre?

Las células madre hace referencia a una célula progenitora, autorrenovable, capaz de regenerar uno o más tipos celulares diferenciados.

El interés en las células madre radica a las dificultades existentes para regenerar ciertos tejidos, como el cartílago. El cultivo de condrocitos es un procedimiento caro, lento y con dificultades de aplicación. Por su capacidad de diferenciarse en muchas y diferentes líneas celulares como en mioblastos (células del músculo), osteblastos y condrocitos (células del hueso y del cartílago) estas células podrían ser la solución.

Las células madre embrionarias (Embrionic stem cells o EScells) derivan de la masa celular interna del embrión en estadio de blastocisto (7-14 días), y son capaces de generar TODOS los diferentes tipos celulares del cuerpo, por ello se llaman células pluripotenciales. De estas células se derivaran, tras muchas divisiones celulares, el otro tipo de células, la células madre órgano-específicas o células madre adultas o células mesenquimales. Estas células son multipotenciales, es decir, son capaces de originar las células de un órgano concreto en el embrión o en el adulto.
Las células mesenquimales o células madre adultas provienen del propio donante y se obtienen mediante la punción aspiración de médula ósea o de la grasa de la tripa, pero también de otros tejidos, de la piel y de la propia sangre.

Las ventajas del procedimiento es que se realiza con células autólogas (del propio paciente) sin posibilidad de rechazo; otra ventaja es que la producción celular puede llegar a billones de ellas. Lo ideal es extraerlas, cultivarlas y sembrarlas en una matriz transportadora ideal bajo condiciones de hipoxia y presiones hidrostáticas determinadas, junto a agentes que enriquezcan dichos cultivos como factores de crecimiento para que se diferencien hacia condrocitos.

Hoy se sabe que las células madre adultas procedentes de cualquier tejido, pueden diferenciarse a células y tejidos de otras localizaciones y estirpes distintas. Sometidas a ambientes humorales distintos a los habituales, pueden reprogramarse (lo que se conoce como transdiferenciarse), y dar lugar a otros tipos celulares que hasta ahora se pensaba que eran incapaces de generar.

Las indicaciones principales de las células madre son las necrosis de los tejidos, para regenerarlos, o las pseudoartrosis de los huesos. Hay estudios preliminares para regeneración del disco intervertebral y en artrosis, sólas, inyectadas, o en combinación con otros factores, pero el proceso para obtener “células madre cultivadas” es complejo y caro.

Tipos de Células Madre

terapias regenerativas con células madre guiadas por ecografía

Los tratamientos estrella en las Terapias Regenerativas: el Plasma Rico en Factores de Crecimiento y el Tratamiento con Células Madre.

  • Células no especializadas
  • Hay más de 250 tipos de células especializadas en el cuerpo humano
  • Sirven de sistema de reparación del cuerpo
  • Se renuevan a sí mismas
  • Renuevan otras células
tipos de celulas madre Tratamientos terapias biologicas
historia de células madre Tratamientos terapias biológicas

¿Dónde se encuentran las Células Madre?

Las células madre se encuentran en:

• Aisladas inmediatamente después de nacer
• Gelatina de Wharton parece ser una fuente
• Tienen algunas de las características de las pluripotenciales
• Investigaciones limitadas
• Cresta ilíaca del adulto

Las células mesenquimales adultas se diferencian a células del tejido u órgano en el que están presentes, principalmente.
El mecanismo por el que están presentes en diferentes tejidos no es todavía bien conocido.

Ventajas e Inconvenientes de las Células Madre

Ventajas de las Células Madre Adultas

• Rechazo improbable, ya que el paciente recibe sus propias células
• Algunas son fáciles de conseguir (por ejemplo los que diferencian a células sanguíneas)
• Parcialmente especializadas

Desventajas de las Células Madre Adultas

• Limitada viabilidad en cultivo
• Dificultad para aislarlas/extraer
• Limitada flexibilidad. Limitado tipo de células que pueden formarse
• Células poco comunes; Más escasas con la edad
• Calidad variable según: edad o enfermedad

Tratamiento con Células Madre Adultas

En el tratamiento con células madre se recomiendan entre dos y tres sesiones, separadas cada una entre 4 y 7 días. La aplicación de factores se puede aplicar al mismo tiempo que se realiza un tratamiento rehabilitador, ya que ambos son compatibles en el tiempo.

En el caso de lesiones tendinosas o musculares, en nuestra práctica habitual, asociamos un tratamiento específico de recuperación como es el TECAR. Consiste en una terapia indolora basada en radiofrecuencia, que provoca que el lecho donde se aplican los factores de crecimiento, sea una zona más receptiva para los mismos, al aumentar la vascularización de la zona.

El masaje tradicional adquiere, de hecho, una cualidad nueva, haciéndose más profundo y fuertemente estimulante gracias a la intensa activación provocada en la microcirculación, linfática y sanguínea.

Imágen Infiltración en paciente con tendinitis del tendón de Aquiles.

Paciente con rotura crónica+ de 3 años del tendón de Aquiles. Tenía una flexión dorsal de más de 20º con respecto al lado sano. No podía correr, ni saltar ni ponerse de puntillas. Reconstrucción con plastia autóloga reforzada + plasma rico en factores. Recuperó su actividad deportiva completa un año después.

¿Donde se encuentran las células madre?
¿Donde se encuentran las células madre?

Patologías que Tratamos con Células Madre

  • Condropatías, osteocondritis y artrosis.
  • Lesiones ligamentosas: esguinces agudos y crónicos.
  • Lesiones tendinosas y musculares: roturas, tendinitis, tendinosis, calcificaciones intratendinosas.
  • Retardo en la consolidación de fracturas óseas o necrosis óseas.
  • Fascitis plantar.
  • Entesopatías, bursitis, rodilla de saltador, trocanteritis.
  • Roturas musculares agudas o crónicas (Fibrosis y Adherencias).
  • Hematomas encapsulados.
  • Quistes sinoviales.