Tratamiento Ecoguiado con Neurolisis

Los Tratamientos Avanzados con Terapias Biológicas han dejado de ser Exclusivos de Deportistas de Élite.

¿Qué es la Neurolisis Eléctrica?

La radiofrecuencia es una técnica que consiste en someter al tejido lesionado a una emisión de radiofrecuencia a través de una aguja, esta técnica se realiza con anestésico local, produciendo una Neurolísis eléctrica (destrucción del nervio).

Esta técnica  se usa para reducir o eliminar el dolor de lesiones nerviosas como el neuroma de Morton, lesiones de nervios dañados en cirugía, atrapamientos nerviosos como el síndrome del túnel del tarso.

técnica de neurolisis guiada por ecografía en fracaso de neuroma de morton
Ecografía de neurolisis en fracaso de neuroma de morton

Técnica de neurolisis en fracaso cirugía neuroma de Morton guiado por ecografía.

¿Cuántas Sesiones Requiere el Tratamiento con Neurolisis Eléctrica?

El tratamiento consiste en realizar solo una sesión, en la consulta y con anestesia local y guiado por ecografía, ya que de esta manera los resultados son más satisfactorios.

La neurolisis eléctrica es una técnica con muy buenos resultados y una solución al dolo del paciente, este procedimiento evita cirugías innecesarias o complejas.

Indicaciones de Tratamiento Ecoguiado con Neurolisis Eléctrica

La neurolisis eléctrica es una técnica con muy buenos resultados y una solución al dolo del paciente, este procedimiento evita cirugías innecesarias o complejas

Tratamiento Ecoguiado con Neurolisis Química

La neurolisis química es la técnica que consiste en inyectar en la zona lesionada una solución de alcohol diluida con anestésico local, produciendo lo que se conoce como una neurólisis química (destrucción del nervio).

Esta técnica se usa para reducir o eliminar el dolor de lesiones nerviosas como las que ocasiona el Neuroma de Morton, las lesiones de nervios tras la cirugía, atrapamientos nerviosos, como en el síndrome del túnel del tarso, cicatrices dolorosas, como los queloides, e incluso, en hiperqueratosis plantares dolorosas.

Neurolisis química. Alcohol depositado en Neuroma de Morton
El tratamiento con neurolisis química consiste en realizar infiltraciones repetidas con un intervalo de 7 a 10 días entre una y otra. Se aconseja hacer el protocolo de una forma continuada, con infiltraciones cada 7-10 días, para evitar la regeneración del tejido nervioso y conseguir el efecto deseado.

En centros donde no se utiliza la ecografía se recomienda hacer entre 5-7 infiltraciones. En Avanfi, al poder ser más precisos en la aplicación del tratamiento solemos realizar entre 3-4 infiltraciones, con resultados muy satisfactorios.

Si la neurólisis química es, inicialmente, satisfactoria, pero el problema reaparece se puede plantear la neurólisis por radiofrecuencia, bajo control ecográfico.