Testimonio Fascitis Plantar con Multiperforaciones. Antonia

Ocho meses después puedo asegurar que después de todos mis miedos y gracias al seguimiento, cercanía y sencillez de los doctores Iborra y Villanueva, mi recuperación ha sido total.

Tratamiento mediante Multiperforaciones de la Fascitis plantar. Testimonio de paciente de Avanfi

Mi nombre es Antonia Herrera y tras casi un a√Īo padeciendo mucho dolor en el tal√≥n y en la planta del pie y probando distintas soluciones para mi problema de¬†fascitis plantar, decid√≠ acudir a Avanfi, d√≥nde los doctores Iborra y Villanueva me realizaron una t√©cnica muy novedosa, la cual consiste en la utilizaci√≥n de una aguja para liberar parcialmente la fascia plantar. Este tipo de t√©cnica me la realizaron en la propia consulta, de la que sal√≠ andando por mi pie, sin ning√ļn punto de sutura y solamente necesit√© un d√≠a de descanso.

Ocho meses después puedo asegurar que después de todos mis miedos y gracias al seguimiento, cercanía y sencillez de los doctores Iborra y Villanueva, mi recuperación ha sido total.

Pasaba el tiempo y continuaba peor decid√≠ acudir al m√©dico y el diagn√≥stico fue ‚Äúfascitis plantar‚ÄĚ. Me qued√© sorprendido ya que nunca lo hab√≠a o√≠do. Estuve cuatro meses de baja m√©dica, haciendo bastante reposo en mi casa y con alg√ļn que otro remedio casero (hielos en los pies, movimientos en las plantas de los pies con una pelota de fronteriza‚Ķ) todo ello combinado con visitas a varios pod√≥logos y ¬†fisioterapeutas, entre los diferentes tratamientos a los que me somet√≠ ¬†fueron rehabilitaciones, hacer plantillas a medida, resonancias magn√©ticas‚Ķ todos ellos coincidiendo en el mismo¬†diagn√≥stico fascitis plantar¬†en los dos pies, pasaron los meses pero mi situaci√≥n no mejoraba, acud√≠ a fisioterapeutas, oste√≥patas, tal era mi desesperaci√≥n que volv√≠ a hacerme nuevas plantillas, comenc√© de nuevo mi actividad laboral pero las sensaciones fueron las mismas que al principio, m√°s y m√°s dolores en los pies la √ļnica diferencia es que el dolor no se intensificaba hacia las piernas.

¬†Al comentarlo entre amigos y conocidos, me recomendaron nombres de pod√≥logos y el resultado fue hacer nuevas plantillas. Tambi√©n me recomendaron acupuntura. Acud√≠ y me somet√≠ a varias sesiones de corrientes siendo estas bastante fuertes. Con ellas mejor√© algo, pero con los d√≠as volv√≠ a tener dolores, de nuevo acudo a otro pod√≥logo que me vuelven a recomendar y nuevamente vuelvo a hacerme otras plantillas, as√≠ pasan los d√≠as, meses y a√Īos con la misma din√°mica dolores y m√°s dolores.

¬†Fue entonces cuando comenc√© a buscar informaci√≥n por internet, encuentro foros de comentarios de personas que sufren los mismos s√≠ntomas que yo. Es a finales del a√Īo 2015 cuando noto una reca√≠da con dolores todav√≠a m√°s fuertes que al principio a la desesperada y buscando encuentro un m√©dico de referencia y decido dar un paso m√°s en el que me ofrecen como una posible soluci√≥n las denominadas infiltraciones, consist√≠a infiltrar dos veces el pie izquierdo y una vez en el derecho dando como resultado la palabra ‚Äúnada‚ÄĚ, todo sigue igual, no hab√≠a semana que no tuviera dolores. Finalmente decido hacerme por √ļltima vez unas plantillas, pero con la diferencia que estas eran de carbono lo que supon√≠a un desembolso de dinero bastante m√°s importante.

¬†Cada vez ten√≠a m√°s confusiones, lo que se supon√≠a que eran soluciones,¬† para m√≠ no ten√≠an ning√ļn efecto, ten√≠a muy claro que ni pod√≠a ni quer√≠a seguir as√≠, limitar mi d√≠a a d√≠a a esos dolores y con 37 a√Īos era muy joven como para pasarme el resto de a√Īos tumbado en el sof√° esperando a que los dolores remitieran, necesitaba una soluci√≥n y es en ese momento cuando me paro¬† y pienso, estaba preparado para lanzar mi √ļltimo cartucho, la palabra operaci√≥n comienza a coger mayor protagonismo en mi cabeza, decido investigar especialistas en fascitis plantar por Espa√Īa, descarto la provincia en la que yo vivo y algunas cercanas ya que tampoco ofrec√≠an m√°s de lo que hasta ahora hab√≠a estado someti√©ndome. Localizo dos especialistas en Madrid, a los cuales llamo y pido cita.

Esa misma ma√Īana acudo a las dos, la primera que visito la doctora me recomienda que vaya a mi provincia a operarme no d√°ndome demasiada confianza. La descart√≥ al momento, por lo tanto, visito a la segunda, la Cl√≠nica Avanfi, donde me recibe el doctor √Ālvaro Iborra. Le cuento mi historia, el problema y los dolores, el me escucha y su contestaci√≥n fue clara, hab√≠a soluci√≥n para quitar los dolores y si no era todo ser√≠a la mayor√≠a. Salgo de la Cl√≠nica con buenas vibraciones, volviendo a recuperar el optimismo que hac√≠a tiempo hab√≠a perdido, de tal manera que vuelvo a¬†Avanf√≠¬†diez d√≠as despu√©s y finalmente¬†el diagn√≥stico del doctor Iborra es que no solo sufr√≠a de¬†Fascitis Plantar, sino que tambi√©n ten√≠a¬†atrapamiento del T√ļnel Tarsiano. Mi reacci√≥n fue de desconcierto y es que cuando llevas 5 a√Īos pensado y estando seguro del problema que tienes y en un d√≠a te cambian el diagn√≥stico la sensaci√≥n es bastante confusa, la √ļnica soluci√≥n que me plantea el doctor es la operaci√≥n.

Diez d√≠as despu√©s de pensarlo y consultarlo con la familia, pero teniendo las cosas bastante claras decid√≠ seguir adelante y con la √ļltima esperanza que me quedaba puse toda mi confianza en manos del Doctor Iborra y as√≠ fue como tom√© la decisi√≥n de operarme. Fue todo muy r√°pido, en una brevedad de tiempo el doctor √Ālvaro Iborra y el doctor Manuel Villanueva fueron los encargados de mi intervenci√≥n. Principalmente y como es l√≥gico tuve miedo, eran los pies, mis pies quienes me llevan a todos los lados, pero cuando llevas tanto tiempo y con tantos a√Īos con dolores y deseas volver a hacer una vida normal sabes y no te queda otra que arriesgas. La operaci√≥n fue bien, no hubo complicaciones, al final siempre es peor lo que pensabas que la realidad y al final ese miedo con el que entre al salir se convirtieron en ganas de querer irme andando ya a mi casa y tal cual lo digo as√≠ fue. A las 3 horas de la operaci√≥n estaba andando con muletas ¬°a toda m√°quina! El d√≠a siguiente fue el peor de todos los d√≠as de recuperaci√≥n ya que se hab√≠an pasado los efectos de la anestesia y me dol√≠an los dos pies al apoyarme. A los dos d√≠as de la operaci√≥n volv√≠ a la cl√≠nica Avanfi. Baj√© con los dos pies vendados sin muletas y andando ¬°No pod√≠a cre√©rmelo!

Pocos días después de la operación andaba perfectamente y gracias a la atención del Doctor Iborra que estuvo siempre con sus buenas recomendaciones y que los dolores que sentía que era algo normal y formaban parte de la recuperación.

A d√≠a de hoy, ha pasado un a√Īo de la recuperaci√≥n s√≠ que siento alguna peque√Īa molestia todav√≠a cuando fuerzo excesivamente, pero puedo decir que estoy inmensamente satisfecho de haber dado el paso y tomar la decisi√≥n de operarme, habiendo cambiado mi vida completamente. Por todo esto, quiero agradecer tanto al Doctor √Ālvaro Iborra como a Manuel Villanueva su gran profesionalidad y su cercan√≠a en mi recuperaci√≥n.