Fisioterapia con Neurodinamia

Podemos Ayudarte a Prevenir, Tratar y Recuperar tu Lesión.

¿Qué es la Neurodinamia?

La neurodinamia o también llamada movilización neural o movilización neuromeníngea es una técnica fisioterápica que trata y evalúa las alteraciones o trastornos del sistema nervioso periférico mediante la movilización de los nervios a lo largo de su trayecto.

La neurodinamia ofrece una herramienta para la valoración principal del paciente permitiendo identificar el mecanismo por el cual se desencadena la patología.

La finalidad de esta técnica es, además de la valoración, el tratamiento para liberar los posibles atrapamientos que provocan la sintomatología y mejorar la funcionalidad del sistema nervioso periférico.

El tratamiento con neurodinamia consiste en una movilización pasiva (o activa dependiendo de si lo realiza el Fisioterapeuta en consulta o se realiza como ejercicio terapéutico), estiramiento y deslizamiento de los nervios en todo su recorrido induciendo una movilización del sistema nervioso periférico.

Bases de la Neurodinamia y Nervios Periféricos

El sistema nervioso periférico está compuesto por nervios y ganglios nerviosos.

Los nervios periféricos podríamos describirlos como cables que conducen estímulos a diferentes localizaciones y que discurren a través de túneles entre estructuras como fascias, piel o músculos con el fin de inervar los diferentes tejidos. Por lo tanto, el nervio periférico es el medio de contacto que tiene el sistema nervioso central con el exterior.

El nervio periférico se compone de fibras mielínicas y amielínicas que están rodeadas por:

– Endoneuro: tejido conjuntivo interfascicular situado entre las fibras nerviosas.

– Perineuro: vaina conjuntiva que envuelve cada fascículo.

– Epineuro: tejido conjuntivo interfascicular que envuelve cada fascículo.

En estos recorridos el nervio puede verse afectado por los tejidos circundantes provocando una falta de deslizamiento o un atrapamiento de éste que provoque falta de funcionalidad y como consecuencia una disfunción neural que en ocasiones puede producir hormigueo.

Fotografía: Esquema principal de las estructuras que forman un nervio.

Imagen arriba: Esquema principal de las estructuras que forman un nervio.

Neurodinámica en Fisioterapia

La Neurodinamia está indicada para casos de neuropraxia, es decir, cuando se produce la alteración de la vaina de mielina sin afectar al axón. Es reversible. Se produce parálisis motora completa, aunque su recuperación es muy rápida (entre 6 y 12 semanas aproximadamente) para casos de compresiones nerviosas o dificultad de movimiento del nervio.

Se produce en casos de compresiones nerviosas o dificultad de movimiento del nervio. Por ejemplo: cuando nos sentamos con las piernas cruzadas durante mucho tiempo y se nos duerme una, si esta compresión se mantuviera mucho más tiempo se podría llegar a producir una lesión más grave.

Fotografía de Neuropraxia. Se produce en casos de compresiones nerviosas o dificultad de movimiento del nervio.

Imágen de Neuropraxia

En caso de axonotmesis (rotura parcial) o neurotmesis (rotura total), no realizaremos, por lo general, ejercicios de Neurodinámica

En caso de axonotmesis (rotura parcial) o neurotmesis (rotura total), no realizaremos, por lo general, ejercicios de Neurodinámica.

Imágenes de “Grado 2”: Axonotmesis  y “Grado 3”: Neurotmesis

Estos nervios tienen diferentes funciones fisiológicas y mecánicas y es importante conocerlas para poder entender cómo realizar la técnica.

– Entre las fisiológicas destacan: la conducción de impulsos, flujo sanguíneo intraneural, transporte axonal, inflamación neurogénica y mecanosensibilidad.

– Entre las mecánicas: su capacidad de soportar fuerzas de tensión, compresión y deslizamiento adaptándose a las demandas de movimiento del cuerpo. En éstas son en las que nos centraremos en base al tratamiento de Neurodinamia.

Tensión

Los nervios tienen un componente elástico que les permite soportar tensión, estiramientos y alargarse a su paso por las articulaciones.

Por ejemplo, el nervio ciático es capaz de soportar una tensión de más de 50 Kg antes de romperse (esto no es una norma general).

La principal protección de los nervios a excesos de presión es el perineuro (capa intermedia). Es importante también tener en cuenta que, al estirar un nervio, el flujo sanguíneo se puede bloquear debido a que disminuye el calibre del nervio y, aunque las arterias también tienen un componente elástico, éste es menor que el de los nervios y se produce una reducción del flujo sanguíneo entre el 8-15%.

Los nervios tienen un componente elástico que les permite soportar tensión, estiramientos y alargarse a su paso por las articulaciones.

Deslizamiento

Otra gran característica del sistema nervioso es la capacidad de deslizamiento, tanto de manera longitudinal como transversal. Los nervios se desplazan hacia el punto de tensión máxima para equilibrarse a lo largo del tracto neural. Si esta función falla, es cuando se producen los atrapamientos.
Por ejemplo, el nervio mediano es capaz de aumentar un 20% su recorrido al realizar la extensión del codo, lo cual supera los límites que puede soportar el nervio, tanto por conducción nerviosa como por vascularización. Por lo tanto, el componente de deslizamiento ayuda a compensar el daño que podría producir el estiramiento. El nervio tiene la capacidad de desplazarse por las estructuras dependiendo del movimiento y pudiendo desplazarse entre 1 y 2 mm.
tratamiento con neurodinamia para atrapamientos nerviosos en Avanfi

Compresión

Un nervio es capaz de soportar una compresión relativa. Esto es imprescindible para el correcto funcionamiento del nervio, pero, si esta compresión es excesiva, es cuando aparecen problemas (inflamación exagerada, Sudeck, etc.). Además, debemos tener en cuenta que el componente de compresión es mayor a nivel distal (más alejado del cuerpo) y que, al igual que las articulaciones y los huesos, los músculos también pueden producir compresiones patológicas.

Patologías en las que se Recomienda la Neurodinamia

Este tratamiento se utiliza en diversas patologías, como son:

  • Atrapamientos nerviosos (por ejemplo: Síndrome del tunel del Carpo)
  • Adherencias y cicatrices
  • Dolor cervical de origen radicular
  • Síndrome del desfiladero torácico
  • Ciáticas o ciatalgias.
  • Fibrosis
  • Parestesias
  • Síndrome del piramidal
  • Dolor lumbar, cervical… (con origen radicular).

Tratamiento de Fisioterapia con Neurodinamia

El tratamiento de Neurodinamia se basa en una secuencia de tensiones. El concepto definido por Shacklock hace referencia a la importancia de seguir siempre el mismo orden de colocación de articulaciones que vamos sumando para poner el nervio en tensión.

Por ejemplo, para tratar el nervio mediano, tenemos en cuenta qué parte movilizaremos primero: la proximal (cervicales) o distal (muñeca) y hacerlo así en todas las sesiones.

Los ejercicios neurodinámicos pueden ser realizados tanto por el Fisioterapeuta como por el paciente. 

Es importante realizar estos ejercicios con constancia y una serie de consideraciones que el Fisioterapeuta le proporcionará.

fisioterapia para la tendinopatía del manguito rotador

Ejercicio neurodinámico para el nervio mediano

Ejercicio neurodinámico para el nervio mediano

Ejercicio neurodinámico para el nervio mediano

fisioterapia para la tendinitis del manguito rotador

Ejercicio neurodinámico para el nervio cubital

En AVANFI, realizamos tratamientos combinados y se recomienda una serie de pautas para realizar en casa con la finalidad de obtener un mayor éxito en el tratamiento. Ayudándonos con esta técnica en patologías del sistema nervioso periférico mejoraremos la movilidad y el paso de los nervios afectos en todo su recorrido.