Tratamiento de fisioterapia para las roturas fibrilares

FISIOTERAPIA PARA ROTURAS FIBRILARES

La rotura fibrilar es una lesión muy típica del mundo del deporte, pero es una lesión que también se puede producir en gestos cotidianos p. ej. echar una carrera para coger el autobús.

Habitualmente se produce en movimientos que precisan una gran aceleración en muy poco espacio de tiempo, lo que produce un pico de carga muscular a la que las fibras no están preparadas. Este tipo de situaciones también vienen precedidas por una ausencia de calentamiento previo al esfuerzo realizado. El tipo de movimiento que produce la rotura se llama contracción excéntrica, en el cual la tensión muscular se genera mientras el músculo se estira.

Tratamiento de fisioterapia para las roturas fibrilares

CLASIFICACIÓN

DE LAS ROTURAS FIBRILARES

Según la gravedad de la lesión podemos distinguir varios niveles:

-Grado I: Distensión muscular

Se considera el inicio de una rotura muscular. Es un sobreestiramiento de las fibras musculares pero que no conlleva rotura de éstas. Genera un acortamiento reflejo de las fibras como respuesta al exceso de estiramiento como medida para evitar la rotura. Produce la aparición de puntos gatillos miofasciales (PGM), que favorecen futuras roturas.

-Grado II: Rotura parcial

Presenta rotura de un grupo de fibras dentro del vientre muscular, lo que produce un derrame e impotencia funcional del músculo afectado.

-Grado III: Rotura total fibrilar

En este caso la rotura del vientre muscular es total, el derrame es mayor y la impotencia funcional es total. En ocasiones, dependiendo de la localización, puede requerir de cirugía para poder recuperarse.

Tratamiento de fisioterapia para las roturas fibrilares

¿QUÉ TRATAMIENTOS FISIOTERAPEUTICOS EXISTEN ?

PARA LAS ROTURAS FIBRILARES

La diatermia es a día de hoy la mejor opción para acortar los plazos de recuperación y está muy extendida sobretodo en el ámbito deportivo.

Los aparatos de diatermia producen un aumento de la temperatura en los tejidos ricos en agua (como es el mùsculo) y producen cambios fisiológicos que refuerzan el tejido cicatricial y mejoran la elasticidad de las fibras.

Los plazos de inicio del tratamiento post-rotura son rápidos, ya que a partir del tercer día se puede empezar a aplicar para disminuir el edema y reforzar la cicatriz.

El número de sesiones dependerá del grado de rotura, pero entre 5-10 sesiones debería ser suficiente para una recuperación total.

Newsletter. ¡Suscríbete!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies