Dolor de manos

'causas y soluciones para las “neuropatías periféricas'

Se conoce como neuropatías periféricas a aquellas lesiones o afectaciones de los nervios que se sitúan fuera del sistema nervioso central, fuera del cráneo y de la columna vertebral. Son las grandes desconocidas de la medicina, en general, y de la cirugía, en particular.

Pueden estar causadas o favorecidas por alteraciones anatómicas, metabólicas, endocrinas, reumáticas o de causa desconocida, llamadas “idiopáticas”. En muchas de ellas existe una predisposición evolutiva, son zonas donde el espacio por donde pasa el nervio es muy limitado y una enfermedad o profesión que genere traumatismos repetidos en estas áreas puede desencadenar la lesión del nervio, la enfermedad.

Neuropatía: Síndrome del túnel del carpo

¿En qué consiste la Neuropatía Periférica del Túnel del Carpo?

DOLOR DE MANOS

El síndrome del túnel del carpo es la más conocida y está considerada la neuropatía periférica más frecuente a día de hoy. Se produce por la compresión del nervio mediano a su paso por la muñeca, por el canal o túnel que da nombre a la propia lesión. La inflamación de los tendones o de otras estructuras reduce el espacio del nervio, provocando su atrapamiento.

Aunque ya era una afección muy común, en los últimos años ha pasado a ser un motivo más frecuente de consulta puesto que se engloba dentro de las llamadas “tecnopatías”, enfermedades o problemas asociados al nuevo estilo de vida ligado a las empleo de las nuevas tecnologías, de ahí que también se le conozca como el “síndrome del ratón”.

Afecta a entre 1% y el 3% de la población general y a más del 5% de los trabajadores con determinadas ocupaciones que requieren el uso repetitivo de manos y muñecas. Se ha llegado a estimar que la incidencia de la cirugía del túnel carpo se aproxima a los 500.000 casos al año en los Estados Unidos, con unos costes económicos superiores a los 2 mil millones de dólares anuales.

Deportistas aficionados o de élite también lo padecen, como los escaladores, los golfistas o personas, atletas o no, con discapacidades que necesitan la silla de ruedas para desplazarse, por el traumatismo repetido en las manos. El cuadro se asocia, además, a enfermedades endocrinológicas como el hipotiroidismo o la acromegalia; a patologías reumáticas; a enfermedades de depósito, como la amiloidosis o la mucopolisacaridosis; a algunos tumores; al tratamiento con esteroides o estrógenos, al embarazo y lactancia materna. Además existen factores predisponentes, como la obesidad, la diabetes, el tabaquismo, o el consumo de alcohol.

dolor de manos. Neuropatía del túnel del carpo
Cirugia ecoguiada frente al tunel del carpo

La neuropatía periférica del síndrome del túnel del carpo afecta a más mujeres (generalmente entre los 45-55 años) que a hombres: entre un 3% y 5% de la población femenina y entre un 0.6% y un 2%, de la masculina. La incidencia aumenta con la edad para los hombres, así como en las mujeres con edades comprendidas entre 45 y 54 años. La prevalencia en mayores de 65 años es cuatro veces superior en las mujeres que en los hombres. La edad está considerada un factor de riesgo para el compromiso del deslizamiento y conducción del nervio mediano.

Diagnóstico de la Neuropatía periférica del Túnel del Carpo

DOLOR DE MANOS

El paciente habitualmente presenta hormigueos o adormecimiento de los tres primeros dedos y de la mitad radial del 4 dedo de la mano. El meñique no se afecta pues está inervado por otro nervio, el cubital.

Es frecuente que al paciente se le caigan los objetos de la mano, o que no pueda realizar determinadas actividades como abrir tarros o girar tapas. En ocasiones, la sintomatología empeora con actividades que requieren de la realización de movimientos repetitivos, o también en situaciones en las que la muñeca permanece doblada o extendida durante mucho tiempo (hablar por teléfono, conducir, peinarse, etcétera).

También es común que los pacientes se despierten por la noche con la mano dormida y que tengan que agitarla y moverla para que se despierte o que “vuelva la circulación”.

Cirugía Ecoguiada - Túnel del Carpo o Síndrome del Túnel del Carpo
Cirugía Ecoguiada - Túnel del Carpo o Síndrome del Túnel del Carpo

Tratamiento de la Neuropatía periférica del Túnel del Carpo

DOLOR DE MANOS

La corrección postural o la mejoría de la técnica en determinados deportes son fundamentales para reducir el traumatismo repetido sobre la muñeca y la mano, pero no siempre son suficientes las medidas de prevención y muchos pacientes acaban desarrollando la lesión. Se pueden utilizarférulas o la infiltración de corticoides, siempre bajo control ecográfico, para lograr una mejoría más o menos prolongada de los síntomas de la neuropatía periférica.

Cuando fracasa el tratamiento conservador hay que recurrir a la cirugía, que ha demostrado ser más eficaz que las medidas conservadoras. Las indicaciones de la cirugía incluyen adormecimiento y dolor permanente de la zona, pérdida de fuerza o de coordinación de la mano o disfunción motora y atrofia de la musculatura del primer dedo.

Hasta ahora había dos opciones básicas de tratamiento quirúrgico para el STC: la técnica estándar, a cielo abierto, con incisiones más o menos pequeñas y la liberación del túnel carpiano por vía endoscópica. Exigen la anestesia de todo el brazo y dejar este sin riego, con isquemia, y dar puntos. Las complicaciones observadas son similares para ambas técnicas.

Cirugía Ultramínimamente Invasiva Túnel del Carpo

DOLOR DE MANOS

Cirugia ecoguiada frente al tunel del carpo 01

La cirugía ecoguiada ultramínimamente invasiva se realiza con anestesia local, sólo del trayecto del túnel del carpo, sin isquemia del brazo. La incisión se localiza en la muñeca y sólo mide 1 mm. No se dan puntos y el paciente usa las manos y mueve los dedos, en cuanto termina la operación. El dolor es mínimo y la recuperación muy rápida.

Se pueden operar las dos manos a la vez. La baja laboral es innecesaria en la mayoría de las profesiones que no requieran hacer esfuerzos o coger pesos y las cicatrices, imperceptibles, hacen dudar si el paciente se ha operado o no. La mano está útil para las actividades básicas a la hora de operada y sólo ha de evitarse coger pesos durante una semana. Por todas estas ventajas se puede, además, operar a pacientes de riesgo, como por ejemplo diabéticos o enfermos de corazón.

Esta técnica quirúrgica ha sido avalada por la American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS) y será presentada e incluida en su catálogo de formación continuada para formación de cirujanos de todo el mundo en el próximo congreso de esta asociación, que se celebrará en marzo, Orlando-Florida.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies