ORTHOKINE O SUERO AUTÓLOGO CONDICIONADO | TERAPIAS BIOLÓGICAS

El Suero Autólogo Condicionado, también conocido como Orthokine, es una variante o evolución del Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRFC).

Es una terapia autóloga, hecha con la propia sangre del paciente, que se extrae como para un análisis de sangre en unos tubos especiales que contienen perlas de cristal.

La sangre del paciente, en contacto con estas perlas de cristal, genera Factores de Crecimiento, igual que en el PRFC, pero también grandes cantidades de la proteína IL-1ra, que es el principal anti-inflamatorio natural de nuestro organismo. Esta combinación de Factores de Crecimiento y proteínas anti-inflamatorias lo hace especialmente indicado en artrosis avanzadas, dolorosas y con inflamación, tanto en las grandes articulaciones como en espalda. Los estudios publicados hasta la fecha la reafirman como, probablemente, la terapia más eficaz para tratar artrosis avanzadas y dolorosas, consiguiendo una gran reducción en el dolor, una mejora de la movilidad y unos resultados más duraderos que otras terapias en esa reducción del dolor.

En las tendinopatías crónicas (tendón de Aquiles, rotuliano, tibial posterior o anterior…) los resultados son excelentes y en nuestra experiencia consigue, incluso en muchos casos crónicos aparentemente abocados a la cirugía, mejorías importantes que permiten evitar ésta.

El objetivo principal del Orthokine es reducir el dolor y mejorar la calidad de vida de los pacientes estando indicado en casos muy avanzados.

¿COMO SE PREPARA EL ORTHOKINE?  | TERAPIAS BIOLÓGICAS

  1.  Se realiza una única extracción de sangre, recogiendo tantas jeringas de 10 ml. como infiltraciones se vayan a realizar, aunque luego pueden hacerse varias infiltraciones, con pequeñas dosis, del contenido de cada jeringa. En función del tamaño de la articulación a tratar, si es una articulación grande o pequeña, se necesitará más o menos cantidad de suero, más o menos jeringas.
  2. El suero autólogo condicionado se genera incubando sangre venosa del paciente, durante 6 a 9 horas, en contacto con perlas de cristal de tipo médico dentro de una jeringa especial.
  3. Después del centrifugado y su extracción, el suero autólogo condicionado (ACS) se conserva en un congelador a -18º Celsius.
orthokine Suero Autologo Condicionado

¿CÓMO SE UTILIZA EL SUERO AUTÓLOGO CONDICIONADO? | TERAPIAS BIOLÓGICAS

Una vez que el suero está congelado, 15 minutos antes de ser inyectado se descongelara la dosis que se infiltre en ese momento al paciente, el resto de suero permanecerá congelado, para su utilización en posteriores sesiones.

Las infiltraciones se realizaran con control ecográfico ya que el resultado será más satisfactorio.

¿CUÁNTAS INFILTRACIONES DE ORTHOKINE NECESITARÉ?

El número de infiltraciones de Orthokine dependerá de la evolución de la patología, pero de forma general se suelen realizar entre 4 y 6 infiltraciones con un intervalo de 1 o 2 semanas entre cada infiltración.

orthokine Suero Autologo Condicionado

¿EN QUE PATOLOGÍAS PUEDE AYUDARTE EL ORTOKINE? | TERAPIAS BIOLÓGICAS

-Lesiones tendinosas  o de tejidos blandos como la tendinitis del supraespinoso, tendinitis del Aquiles, tendinitis/tenosinovitis del tibial posterior, tenosinovitis de D´Quervain, paratendinitis, bursitis, trocanteritis, fascitis plantar, etc.

-Artrosis cadera, rodilla, tobillo y pie (Hallux rígidus), mano (rizartrosis), hombro,

-Artritis inflamatorias, como la artritis reumatoide.

-Dolor y contracturas crónicas de columna cervical o lumbar crónico, degenerativo, postural o postraumático (latigazo cervical)

-Dolor lumbar crónico.

Conclusión

La terapia con orthokine es una técnica segura ya que se inyecta el suero obtenido de la sangre del propio paciente sin existir rechazo o reacciones alérgicas.

Es un antinflamatorio biológico muy potente y cuyo efecto perdura en el tiempo más que el de otras terapias biológicas, según las evidencias disponibles, aunque se requieren más estudios prospectivos randomizados en el futuro.

Tratamientos Avanzados Avanfi Orthokine 01

Proceso de preparación del Orthokine, desde la extracción de sangre, como para un análisis, hasta su aplicación, con la jeringa y el filtro antibacteriano. Las muestras que no se infiltran se guardan en congelador, hasta su aplicación.