NEUROMA DE MORTON

El neuroma de Morton es un engrosamiento del nervio interdigital del pie que causa dolor. Se presenta, con mayor frecuencia, en los nervios del 2 y 3 espacio intermetatarsal.
Descrito por primera vez en 1845 por Durlacher, podólogo de la reina de Inglaterra, como una neuralgia del nervio plantar entre el 3º y 4º metatarsianos. En 1876 Morton, un médico de Filadelfia, amplió la descripción clínica y dio al cuadro el epónimo de “Neuroma de Morton”.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DEL NEUROMA DE MORTON

El tratamiento quirúrgico para la lesión del neuroma de Morton más frecuente es la extirpación del nervio, mediante cirugía abierta, que conlleva una pérdida de sensibilidad de los dedos. Este tipo de cirugía se realiza con una incisión de 3 cm, con isquemia del pie, requiere puntos de sutura y una recuperación, mínima, de 3-4 semanas, para caminar normalmente.

En 1979 Gauthier describió su técnica de sección del ligamento intermetatarsiano transverso sin resecar el neuroma de Morton, con porcentajes de éxito superiores al 80%.

Con la liberación del ligamento intermetatarsal se busca que el nervio no se encuentre atrapado entre los huesos.

La cirugía ecoguiada ultramínimamente invasiva del Neuroma de morton.
La base de esta cirugía es abrir este ligamento y atrofiar el nervio con infiltraciones selectivas, para que no exista el conflicto contenido-continente.
Se realiza con anestesia local, sin isquemia, con una incisión de 1-2 milímetros, no se dan puntos y una recuperación tan solo unos días. La baja laboral es mínima. El paciente camina después de la intervención, que es ambulante, sin ingreso hospitalario. Las complicaciones son mínimas (infección, dolor residual…) por la mínima incisión, el apoyo inmediato, realizarse sin isquemia…
Este tipo de cirugía se pude llevar realizar en pacientes con otras patologías de base en la que la cirugía convencional no estaría indicada por los riesgos que conllevaría, como diabéticos o pacientes con problemas circulatorios.

Con la Cirugía ultra-mínimamente invasiva guiada por ecografía, el abordaje interdigital y el control ecográfico evitan dañar estructuras. Los riesgos son mínimos al hacerse sin isquemia, con anestesia local. El apoyo es inmediato y la incisión es imperceptible.

Un porcentaje mínimo de los casos puede no mejorar, generalmente por una mala indicación por una metatarsalgia mecánica no bien tratada. Aunque nosotros evitamos, en lo posible, cortar el nervio también podemos hacer esta operación, sin abrir, con control ecográfico en los casos con molestias no resueltas.

Cirugía Ecoguiada Neuroma de Morton

Cirugía convencional del Neuroma de Morton

Cirugía Ecoguiada Neuroma de Morton Avanfi

 Con la liberación del ligamento intermetatarsal se busca que el nervio no se encuentre atrapado entre los huesos.

Cirugía Ecoguiada Neuroma de Morton

Con la Cirugía ultra-mínimamente invasiva guiada por ecografía, el abordaje interdigital y el control ecográfico evitan dañar estructuras.

Cirugía Ecoguiada Neuroma de Morton

Cirugía sin abrir del Neuroma de Morton con control ecográfico en los casos con molestias no resueltas.